.

LA BODEGA. UN LUGAR PERFECTO.

La bodega se encuentra en un sobrio bello edificio utilizado en el pasado como pajar y establo para los bueyes. La transformación del edificio ha sido hecha con un respeto extremo por la estructura original: gruesas paredes de piedra, techos de madera de castaño y suelos de pizarra. Éste es el lugar perfecto para la producción de un vino excelente, con temperatura media por debajo de los 20 ºC y un nivel óptimo de humedad.

 

Los enormes toneles de roble francés fueron hechos especialmente para la bodega por la reputada tonelería francesa Seguin Moreau. Estos toneles se utilizan para la vinificación al igual que en los grandes “chateaux”. Durante la vendimia, cada variedad es recogida individualmente en cantidades, la uva se selecciona e introduce en los toneles para fermentar por decantación, sin pisar, en un proceso totalmente manual. El vino envejece, separado por variedad de uva, en las mejores barricas de roble francés, Icono de Seguin Moreau. La mezcla de las distintas variedades se realiza antes del embotellado del vino.

 

La bodega produce tres marcas de vino o categorías que representan cada una una generación de la familia Reynolds: GLORIA REYNOLDS, tinto y blanco; JULIAN REYNOLDS, tinto y blanco y CARLOS REYNOLDS, tinto y blanco. Todos ellos son envejecidos en barrica durante al menos un año. También produce un vino licoroso, bajo la antigua etiqueta familiar ROBERT R. REYNOLDS, al estilo de los antiguos vinos de sobremesa.

 

El vino GLORIA REYNOLDS sólo se producirá en los años en que la vendimia sea excelente.

Seguin Moreau & Reynolds Wine Growers

La reconocida tonelería Seguin Moreau produce los toneles y barricas en colaboración con la bodega, proveyendo a Reynolds Wine Growers de unos productos únicos.

Como se puede ver en el letrero de Seguin Moreau, los toneles fueron producidos especialmente para “Figueira de Cima” la propiedad de la bodega Reynolds.